Carga de aire acondicionado

La carga de aire acondicionado es imprescindible para garantizar comodidad y calidad en la conducción.

Carga de Aire Acondicionado en Murcia
A la orden del día está la carga de aire acondicionado, un elemento de confort sin duda especialmente en esos periodos de frío o calor extremo. Por ello si tiene la sensación de que el aire acondicionado de tu vehículo no tiene la misma fuerza que antes, probablemente precisa de una recarga de aire acondicionado.

No dudes en consultarnos, en unos minutos tendrás en tu vehículo la temperatura que desees.

Pide tu cita

Acepto la política de privacidad

Acepto recibir información comercial

El A/C es una máquina de frío que funciona de forma mecánica y cambia de estado a un gas, filtrándolo y eliminando el calor. Es un aparato que nos regala comodidad cuando estamos detrás del volante.

Es cierto que el aire acondicionado demanda gran cantidad de energía, lo que se traduce en el consumo excesivo de combustible y el desgaste progresivo de algunas piezas del motor. Por eso debemos ser cuidadosos con el uso que le damos, si queremos un coche que no se dañe o presente fallas frecuentes.

La puesta del aire acondicionado sucede principalmente cuando conducimos en horas de la tarde a plena incandescencia del sol, o cuando ponemos en marcha el coche, después de tenerlo aparcado en un sitio que no lo resguarde del sol. Las altas temperaturas se concentran en el vehículo y el impacto al subirnos a este es tal que recurrimos al A/C.

La primera reacción que tenemos es encender el aire acondicionado o el equipo con el que cuente el coche para enfriar; puede ser un climatizador electrónico, manual, automático, bizona, trizona, etc. Y lo que notamos inmediatamente es que los primeros aires que emana no son precisamente fríos, es como una especie de vapor.

Desde el momento en que se activa el A/C comienza el consumo de energía. Hay quienes creen que la cantidad de consumo depende de la velocidad a la que circulemos, pero realmente usará casi lo mismo, independientemente de la rapidez con que conduzcamos.  Vayas más lento o más rápido, el porcentaje será similar. Igual es un ahorro que no vale la pena descartar, y que como dueño y conductor del coche puedes controlar.

Las variaciones se presentan según la aerodinámica del coche: en cuanto más aerodinámico sea, la resistencia durante el avance a través del aire será menor y en consecuencia se disminuye el consumo.

Con la ventanilla no sucede igual. Si bajamos los vidrios el aire ingresa al interior del coche y nos frena; por ende, el motor doblas sus esfuerzos y termina trabajando más para que el automóvil continúe avanzando. Si vamos a una velocidad moderada o baja, la resistencia aerodinámica aumenta poco y el consumo de energía también. En función de tu uso la carga de aire acondicionado deberá producirse, o no.

Según estudios realizados, se estima que cuando se conduce a una velocidad entre 80 o 90 Km/h, ir con la ventanilla abajo es la mejor opción si nuestro trayecto es corto y dentro de la ciudad.

Pero si va en autopista a 120 Km/h con los vidrios arriba y el aire acondicionado funcionando, gastaría menos energía que con las ventanas abiertas.

Como conductor debes evaluar las distancias que recorrerás para aplicar lo que más te convenga y lo que menos daño cause al coche.

En cuanto a subirse al coche luego de tenerlo aparcado bajo el sol, sugerimos encender el aire acondicionado y apenas bajar un poco las ventanillas durante unos minutos, de manera que se expulse el aire caliente contenido, de forma natural, es decir: el aire caliente sube y el frío baja. Después de este proceso subimos nuevamente las ventanillas y el coche estará fresco durante todo nuestro recorrido.

Un factor determinante es la temperatura que registre el ambiente, mientras más fresca sea el motor del coche será más eficiente y no requerirá de un consumo excesivo de carburante, principalmente en el verano.

Es conveniente llevar el automóvil el mecánico para que revise las condiciones del aire acondicionado y que este, como otros componentes del coche, no presenten averías. En Talleres Lemans somos especialistas y ofrecemos nuestros servicios especializados en Renault y Dacia en Murcia, así como en nuestro taller multimarca con la misma garantía y excelencia.

Las principales fallas con que llegan los clientes, tiene que ver con que la temperatura interior del coche no baja con rapidez. Aunque parezca preocupante, no es algo que no pueda prevenirse o solventarse si consultamos a tiempo. Se debe a la suciedad en el filtro de aire, bloqueo de sistemas o el nivel de líquido que hay en la botella deshidratante.

Ya sabes que el tema del aire acondicionado es una cuestión de gustos, y si no quieres viajar con las ventanillas abajo para protegerte del calor en verano, no dejes pasar su revisión. En esta podrás verificar si el aire desprende algún olor desagradable, porque haya humedad en los conductos. Tampoco olvides recargar los circuitos de gas, porque sin este no tendrás aire frío.

Considera que la temperatura ideal para el aire acondicionado de un coche oscila entre los 22 y 23 grados. Por debajo de esos números solo aumentarás el consumo de combustible.