Correa de distribución

Cuándo debes realizar el cambio de correa de distribución

tallereslemans taller 0 Comments

La correa de distribución del vehículo se encarga de lograr la sincronización entre la fase de admisión de la mezcla aire-carburante y el movimiento de las válvulas con la rotación del cigüeñal y los pistones. Su mantenimiento es vital, por eso necesitas saber cuándo debes hacerle el cambio de correa de distribución a tu coche en el momento adecuado, evitando así daños colaterales. Cambiar correa de distribución en Murcia.

Cambio de correa de distribución: ¿qué tienes que tener en cuenta?

Para saber cuándo realizar el cambio de la correa de distribución, primero debes conocer las características de esta pieza del automóvil, así como su mantenimiento básico.

Identifica el tipo de distribución:

Básicamente existen tres tipos diferentes de correa de distribución: la distribución por engranaje, por cadena y por correa dentada.

  • Correa de distribución por engranaje: no se utiliza con mucha frecuencia.
  • Correa de distribución por cadena:  es empleada en ciertos vehículos, ya que este sistema de cadena metálica. Generalmente no requiere sustitución, aunque en algunos casos pudiese ameritar un cambio -pasados los 350.000 kilómetros-.
  • Correa de distribución dentada: es quizás la más demandada. Esta última necesita un mantenimiento más exhaustivo para reducir o evitar roturas lamentables.

Respeta los tiempos

Siempre es mejor prevenir que curar. Por ello es obligatorio que respetes los tiempos de revisión y mantenimiento de tu vehículo para que sea el mecánico especializado quien determine cuándo deben hacérsele los cambios o reparaciones pertinentes a sus piezas con el fin de que se mantengan operativas y en perfecto estado. Por eso, cuando hayas superado los limites de tu correa de distribución tendrás que asistir a tu mecánico de confianza.

El personal mecánico que presta sus servicios tanto en los talleres independientes o multimarcas, así como en los concesionarios oficiales son los encargados de decirte cuándo debes cambiar elementos como la cadena de distribución, los frenos, amortiguadores, neumáticos, filtros o fluidos, para evitar que se dañen y ocasionen problemas mayores en otras partes del coche.

Los mecánicos sugieren que se debe cambiar la correa de distribución entre los 100.000 y los 120.000 mil kilómetros, pero lo ideal es consultar los tiempos sugeridos por el fabricante del auto.

Entonces, solo basta con consultar el manual del automóvil para saber a ciencia cierta cuando debes visitar el taller para que le realicen los trabajos mecánicos a tu vehículo. Aún así, se recomienda cambiar el kit de distribución 10.000 kilómetros antes del periodo estipulado por la marca.

Respetar los tiempos es muy importante para prolongar la vida útil de tu coche. No obstante, las personas suelen confiarse en la durabilidad de la correa de distribución y se olvidan de hacerle una revisión de vez en cuando. Esto generará consecuencias fatales fundamentalmente porque se produce una rotura descomunal. Cuando se rompe la correa se detiene el motor y ocurren daños irreversibles en su parte superior.

Lo que realmente sucede es que los pistones tocan las válvulas haciendo que se doblen y, además, esta situación ocasiona una torcedura en el árbol de levas, se dañan los pistones en su área superior y también tienden a doblarse las bielas.

Conoce el terreno y la temporada

La conducción en la ciudad que por lo general supone el tránsito de trayectos cortos reduce la vida útil de la correa de distribución. Quienes conducen más en vías que en carretera o autopistas deben revisar esta pieza con mayor premura pues su desgaste ocurre con anterioridad a lo que indica el fabricante.

Las altas y bajas temperaturas, así como las zonas más polvorientas afectan la calidad de esta pieza aumentando las posibilidades de que falle antes de lo pautado.

En líneas generales es importante que tengas claro que el cambio de la correa de distribución a causa de un rompimiento es mucho más costoso que el reemplazo del kit. Así que mejor tomas las previsiones necesarias para evitar esta situación a toda costa.

Algunos de los detonantes de su rotura son:

  • La realización de trayectos cortos
  • El conducir a bajas temperaturas o con el motor frío
  • El conducir a mucha velocidad de forma continua
  • Transitar terrenos polvorientos

El cambio de la correa de distribución es inminente, pero lo mejor que puedes hacer es evitar que sea por causa de alguna avería o por falta de mantenimiento. Reemplazarla es la mejor opción si deseas mantener el motor de tu coche totalmente operativo y funcional.

Aún así, es vital que cuando realice el cambio de la correa de distribución en el taller también se aseguren de cambiar todos los tensores y rodillos, y de ser necesario, sustituir la bomba de agua siempre y cuando esta sea accionada por la cinta. ¿Por qué?, pues porque si ésta se rompe ocasionará que el motor se averíe de la misma manera en que lo hace cuando se rompe la correa.

Cambio de correa de distribución: señales que te indican que tu coche lo necesita

Si no sabes interpretar las señales que te da tu coche para decirte que algo va mal, a continuación te dejamos una serie de señales que determinan que tu coche necesita un cambio de correa de distribución inminente.

  • Ruidos cuando enciendes el coche
  • Humo exagerado. Cuando el cambio de la correa de distribución es inminente, es muy común que tu vehículo expulse más humo de lo normal a través del tubo de escape.
  • Temblor constante. Bien sea en el propio motor o en la estructura del auto, la vibración o los temblores son un indicio de que algo está fallando.
  • Apagado repentino. El motor se apaga repentinamente.
  • Dificultades para girar.  Así mismo, notarás que te cuesta doblar o girar, o quizás sientas que la dirección del auto está demasiado blanda.

Ahora, si tu mecánico confirma que se debe hacer el cambio de la correa de distribución, debes asegurarte de que tu mecánico sigue unas cuantas instrucciones para cambiar la correa de distribución sin causar otras daños colaterales.

En ese sentido, sigue las siguientes instrucciones:

  1. Apaga el coche y déjalo en reposo durante unos 30 minutos antes de que pueda comenzar a trabajar mecánicamente en él.
  2. Debe retirar la tapa superior del motor hasta distinguir o visualizar la correa de distribución.
  3. Tiene que verificar la holgura del lado opuesto del tensor. La correa y los rodillos deben ser capaces de moverse un poco.
  4. Debe reemplazar la correa y las poleas. Luego tiene que alinear sus puntos de referencia y definir la tensión adecuada para la correa.

Si sigue ese proceso con dedicación y cuidado podrás estar tranquilo; el cambio de la correa de distribución se habrá realizado con éxito.

En Talleres Lemans, todos tus servicios de taller están la firma de calidad y la eficiencia están garantizadas. Solo debes llenar un sencillo formulario, pedir tu cita y despreocuparte porque cuando te atiendan tu coche estará en las mejores manos.

Recuerda que el cambio de la correa de distribución es un procedimiento importante y que debes confiárselo solo a aquellos expertos en la materia.

Acepto la política de privacidad

Acepto recibir información comercial

Compartir este contenido en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *