coches-km-0

Porqué elegir un coche de KM 0

Talleres Lemans Coches de segunda mano 0 Comments

Los coches de KM 0  han impuesto una nueva modalidad de compra que está imperando en el mercado automotriz. Pero antes de sumergirnos en las ventajas de la compra de un coche de KM 0, vamos a explicar en qué se diferencian de otros tipos de automóviles nuevos y porqué no se consideran coches usados.

¿En qué se diferencian los coches de KM  0 de los automóviles nuevos y usados?

Como hemos expuesto anteriormente, los coches de KM  0 tienen muchas ventajas respecto a la compra de coches tradicional. No obstante, existen muchos consumidores en el mercado que confunden este concepto con un coche totalmente nuevo o usado. Por ello vamos a aclarar en qué consiste exactamente la compra de un coche de KM 0.

 

Automóviles nuevos

Un coche puede definirse como nuevo cuando no ha sido utilizado desde su fecha de fabricación. Los coches nuevos son directamente transportados desde la fábrica al concesionario dónde se venderán. Los trayectos empleados durante su transporte incluyen conducir el vehículo hasta el tren, barco, etcétera. Además de mover el coche a través de los lotes de los concesionarios para su preparación y venta. Es normal que un coche nuevo haya acumulado algunos kilómetros en su odómetro, no obstante, por lo general estos suelen ser inferior a 100 KM . Aunque algunos concesionarios podrían considerar un kilometraje ligeramente superior como KM 0.

Dentro de la categoría de coches nuevos podemos clasificarlos en tres tipos de vehículos como se detalla a continuación.

Coches a pedido

Como su nombre indica, son coches que se construyen a partir de la petición de un cliente específico. En la construcción del vehículo se toman en cuenta ciertos detalles como por ejemplo, el color del vehículo, al tamaño del motor, el equipamiento adicional y la transmisión, entre muchos otros factores de los coches por encargo. Como consecuencia del proceso de montaje, el tiempo de entrega es más largo que en la compra de un coche convencional.

Vehículos en stock

Aquí se incluirían la mayoría de las ventas que se efectúan de coches nuevos en todo el mundo. Estos vehículos son los que se venden como coches nuevos en los concesionarios directamente del fabricante.

Coches de KM 0

Los coches de KM  0 se diferencian de los coches nuevos en que han sido registrados por el fabricante o el distribuidor, lo que significa que a la hora de adquirir el vehículo hay que efectuar un cambio en la propiedad.

 

Coches usados

En general los coches que entran dentro de la categoría de automóviles usados son  todos aquellos vehículos que han tenido un propietario registrado y han sido utilizados. Su utilización  se ciñe en condiciones normales a los hábitos cotidianos de la conducción, como pueden ser carreteras y calles de ciudad, por lo que se considera que el vehículo tiene un desgaste derivado de su uso y cuya valoración se cuantifica en función de los kilómetros recorridos y la antigüedad desde la fecha de fabricación.

Dentro de la categoría de coches usados podemos encontrar varias categorías en función del uso al que hayan estado destinados como se detalla a continuación.

Vehículos para empleados

Son vehículos destinados únicamente al uso comercial que han sido utilizados por los empleados de una empresa o firma propietaria. Esos coches suelen utilizarse por un período estándar de 6 a 12 meses para que sean incluidos dentro de esta categoría y suelen tener en promedio unos 10.000 KM .

Coches seminuevos

Los coches de esta categoría suelen tener entre 1 y 2 años en promedio y unos 25000 KM  como medida estándar. La procedencia de estos coches pueden ser flotas de vehículos comerciales y empresas de alquiler que pueden incluir o no garantía por parte del concesionario.

Coches de segunda mano

Esta categoría es la que comúnmente se interpreta como coche usado que proviene del conductor standard mayoritariamente del sector privado. El general son coches de segunda mano con varios años en circulación y varios miles de kilómetros en su marcador. El precio de estos coches dependerá del año de fabricación, así como los kilómetros efectuados hasta el momento.

 

Coches de KM 0, estar registrado no significa estar usado

Muchos concesionarios registran coches de KM  0 para cumplir con las cuotas mínimas de ventas. Aunque el coche esté registrado, el vehículo cumple con todas las calificaciones requeridas para ser considerado como un coche nuevo, lo que significa que solo ha sido utilizado en la conducción para su transporte desde el fabricante al concesionario al igual que cualquier otro coche nuevo. El kilometraje de un coche de KM 0 debe situarse a la par de un coche nuevo con unos pocos cientos. No obstante, a diferencia de un coche catalogado como nuevo, el comprador será el segundo propietario por haber sido registrado con anterioridad.

 

Consejos para comprar un coche de KM  0

El primer consejo a la hora de comprar un coche de KM 0 al igual que e otro tipo de vehículos, es verificar el informe o historial del mismo. Para este efecto podemos acudir a la DGT que tiene un registro en su página oficial de carácter público mediante el que cualquier persona puede consultar cualquier vehículo.Entre los datos disponibles se encuentran la titularidad, datos técnicos, datos de titulares anteriores, fecha de caducidad de la ITV y gravámenes, entre otros.

También existen empresas privadas que permiten solicitar este informe de una manera más rápida.

Otra cosa que debes de tener en cuenta a la hora de comprar un coche de KM 0, es que al tratarse de un coche nuevo puedes disfrutar de los dos años de garantía estándar. No obstante, debes saber que la garantía empieza a contar desde la fecha de matriculación y si por ejemplo, cuando compras el coche ya han pasado 6 meses desde que fuese matriculado, ese tiempo correspondiente de la garantía habría expirado.

 

Ventajas de comprar un coche de KM 0

En los últimos años hemos podido apreciar un incremento en la demanda de los coches de KM 0, los cuales no pueden encontrarse en todos los concesionarios

Entre las principales ventajas de un coche de KM 0 podemos destacar obviamente su precio, que pese a tratarse de un coche nuevo por el simple hecho de haber sido matriculado cuentan con atractivos porcentajes en descuentos que pueden albergar hasta un 20% sobre el precio de un vehículo nuevo no matriculado.

Por último, pero no menos importante en las ventajas de la compra de un coche de KM 0 podemos reseñar el tiempo de entrega. Pues el vehículo ya se encuentra en el concesionario y por lo tanto, podemos hacer posesión del mismo inmediatamente finalizada la transacción.

 

Compartir este contenido en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *