Consejos para contaminar menos el aire en la Región de Murcia

Talleres Lemans Medio Ambiente 0 Comments

La calidad del aire en la Región de Murcia ha empeorado considerablemente en los últimos años y esto es una realidad descubierta recientemente a raíz de la publicación del informe anual sobre calidad del aire en la zona a través de Ecologistas en Acción, quienes han determinado que el O3 u ozono troposférico se ha convertido en un problema de salud a nivel regional afectando la capacidad respiratoria de todos los ciudadanos.

Las regiones más perjudicadas por el O3 y otros componentes tóxicos en la atmósfera de la Región de Murcia son el Valle de las Escombreras, alcanzando valores máximos que superan los 25 días por año permitido, además de Murcia y Cartagena.

Identificar las fuentes de contaminación es básico para adoptar un plan de acción que permita minimizar el impacto medioambiental y sus efectos adversos contra la salud de los ciudadanos, por ello hoy vamos a ofrecer una serie de consejos para contaminar menos el aire de la Región de Murcia.

Usar el transporte público

Usar el transporte público es una de las formas más económicas de reducir la contaminación del aire al minimizar las emisiones tóxicas a la atmósfera, además de ahorrar dinero. Por ello, utilízalo siempre que puedas.

Presión de los neumáticos

Como hemos apuntado anteriormente, siempre que sea posible es recomendable utilizar el transporte público o en su defecto, la bicicleta, un medio mucho más ecológico y respetuoso con el medio ambiente. No obstante, cuando sea necesario usar el coche siempre es conveniente tener en cuenta ciertas recomendaciones para contaminar menos el aire. Como por ejemplo, controlar la presión de los neumáticos.

La presión de los neumáticos afecta directamente al gasto de combustible. Una disminución de 0,5 bares en la presión de las ruedas del coche gastará hasta un 5% más de combustible y por lo tanto, genera más contaminación.

Vehículo respetuoso con el medio ambiente

En el mercado automovilístico disponemos de varios modelos de vehículos respetuosos con el medio ambiente, como los coches híbridos que reducen los componentes tóxicos depositados en la atmósfera al mismo tiempo que efectúan un consumo más eficiente de energía.

Reducir la velocidad

Otro consejo para reducir la contaminación del aire en la Región de Murcia que podemos implementar cuando viajamos en coche es a reducir la velocidad. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la energía (IDAE), un incremento de 10 km en la velocidad promedio del viaje podría incrementar hasta un 11% el gasto de combustible y este se dispararía a partir de la velocidad de 120 km/hora, además de incrementarse también el número de accidentes en las carreteras.

Incrementar el número de zonas verdes

A nivel regional, ya existe un plan para el incremento de zonas verdes que ayudará a purificar el aire, incrementar el porcentaje de oxígeno y reducir el impacto de la contaminación. No obstante, a nivel de usuario podemos trasladar esta iniciativa a nuestros hogares aprovechando la superficie disponible en nuestro lugar de residencia como jardines, terrazas, azoteas, etc.

Usar gas natural en lugar de carbón

El uso de gas natural se está extendiendo en los últimos años como una alternativa más ecológica a otras formas de combustibles fósiles, como el petróleo y el carbón. Este hidrocarburo está compuesto de hidrógeno y compuestos de carbono y se usa comúnmente como combustible para el calentamiento rápido de estancias, siendo muy popular especialmente en complejos hoteleros, escuelas, hospitales e instituciones públicas.

El gas natural se ha postulado como una alternativa más ecológica dentro de los combustibles fósiles gracias a las mejoras de las últimas tecnologías, que han permitido la reducción masiva de óxido nitrógeno, uno de los contaminantes emitidos durante su quema y que puede observarse a través de la llama azul que se produce durante el proceso de quemado.

Otra de las ventajas del gas natural en el calentamiento de hogares y estancias, es que no requiere de almacenamiento subterráneo, por lo que también se evita la contaminación del suelo y derrames accidentales.

 

Compartir este contenido en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *