perdida-aceite-coche

10 Motivos que provocan la pérdida de aceite del coche

Talleres Lemans Cuidado vehículo 0 Comments

La pérdida de aceite del coche es una falla técnica que no debe ser ignorada en ningún momento. Pues además de que resulta muy perjudicial en el medio ambiente, las fugas no controladas pueden depositarse en los sellos de goma o las mangueras degradándose prematuramente y por lo tanto provocar un fallo en el funcionamiento del motor en cualquier momento.

Ante la más mínima fuga detectada, es conveniente llevar el coche a un taller especializado para detectar su origen y proceder a su reparación cuanto antes. Hoy veremos 10 motivos que provocan la pérdida de aceite del coche.

Golpe en el cárter

Por su posición, los golpes en el cárter pueden desaflojar algún tornillo o arandela de sujeción favoreciendo la pérdida de aceite. Afortunadamente esta es una de las averías más económicas de solucionar siempre y cuando se detecte a tiempo, pues de lo contrario podría provocar un problema mucho mayor.

Rotura de manguitos

Las roturas de los manguitos y las soldaduras suelen encontrarse entre las causas más frecuentes de pérdida de aceite. En raras ocasiones está pérdidas se producen masivamente como para ocasionar daños serios al motor. No obstante, en algunas ocasiones son difíciles de detectar si no es mediante la monitorización exhaustiva por profesionales especializados.

Lubricación del turbo

El turbo o turbocompresor suele encontrarse dentro de los componentes implicados en la pérdida de aceite del vehículo. No obstante, esto puede deberse a una avería o en la mayoría de los casos, a que esta pieza se encuentra al final de su vida útil. El periodo de recambio en cada caso vendrá determinado por el fabricante. No obstante, el tiempo promedio de vida útil de este componente se encuentra en los 250000 km.

Junta de la culata

Desgraciadamente esta es una de las averías más costosas de reparar en el vehículo. Cuando la junta de la culata se ha dañado, el líquido refrigerante comienza a mezclarse con el aceite que comienza a perderse progresivamente en cada trayecto.

Filtro de aceite

No cambiar el filtro de aceite dentro del periodo de tiempo indicado por el fabricante puede interferir en la pérdida de aceite del motor o en otras ocasiones, el filtro no se ha alineado correctamente o se coloca suelto obteniendo el mismo resultado. Si sospechas que este puede ser el problema de la pérdida de aceite de tu coche, no dudes en llevarlo a un taller especializado para su revisión. Este tipo de fallas pueden solucionarse fácilmente y no son costosas.

Tapón del drenaje de aceite

El tapón de drenaje está situado en la base del cárter con el objetivo de realizar el cambio de aceite previo su drenado. Cuando las roscas están mal alineadas o el tapón se coloca flojo suele arrastrar una pérdida progresiva de aceite. Que si bien en la mayoría de los casos suelen ser pequeñas gotas, a la larga puede influir en el buen funcionamiento del motor.

Tapa de llenado del aceite

Al igual que el tapón del cárter puede colocarse flojo, la tapa de de llenado en el depósito que cubre el compartimento donde se coloca el aceite en el motor, también puede aflojarse y romperse. Pero en este caso la pérdida se produciría por derrame cuando el vehículo esté en movimiento.

Juntas de las válvulas

Esta es otra de las causas más frecuentes de pérdida de aceite en el coche, especialmente en aquellos vehículos más antiguos. Las juntas unen dos partes del motor y cuando son expuestas a elevadas temperaturas puede incrementarse la presión y por lo tanto disminuir su sellado produciendo fugas.

Aceite de mala calidad

Lo barato sale caro y a veces tardamos tiempo en darnos cuenta. Pues un aceite que sea de mala calidad o que no sea el más adecuado para nuestro motor influir en el acortamiento de la vida útil de los componentes y piezas implicados en el circuito del aceite y por lo tanto, que las pérdidas del mismo se produzcan más temprano.

Falta de observación

Concluimos este Top 10 motivos que provocan la pérdida de aceite del coche con un fallo humano, pues muy a menudo la falta de observación puede provocar que no estemos atentos a los primeros indicios de fallas en nuestro coche o que se agraven las que ya tenemos. En el caso de pérdidas de aceite, esto se reflejaría por pequeñas manchas en el suelo, situadas comúnmente debajo del cárter o en última instancia, en la luz del panel de control cuando la falla ya se ha producido.

Compartir este contenido en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *