Los drones de la DGT ya multan. Así funcionan

Talleres Lemans Sin categoría 0 Comments

A partir del pasado 1 de agosto la DGT ha comenzado a usar la tecnología dron con el fin de multar a los conductores que cometan infracciones al volante. Tal y como han anunciado, desde la Dirección General de Tráfico se ha avisado de que “prioritariamente, los drones están destinados a la vigilancia del tráfico en aquellos tramos donde el riesgo de accidentabilidad es mayor; en las carreteras donde hay un mayor tránsito de usuarios vulnerables, en particular de ciclistas, motociclistas y peatones y a la supervisión de distracciones durante la conducción”.

Además, la DGT empleará también los drones para apoyar y monitorizar operaciones especiales como grandes concentraciones en carretera con motivo de los desplazamientos vacacionales o en situaciones de emergencia, por ejemplo.

En el post de hoy vamos a analizar cómo funciona esta nueva tecnología para que vayas precavido al máximo cuando te pongas tras el volante.

La altura máxima que puede alcanzar uno de estos drones es de 120 metros. A esta altura hay que añadirle el radio máximo de acción, que será de unos 500 metros. Por otra parte, estos drones (de última generación) están equipados con una serie de cámaras de alta definición con una capacidad de visión de hasta 7 kilómetros. Además, dispondrán de una autonomía de unos 20 minutos.

En el momento en el que uno de estos drones capte algún tipo de infracción al volante, será notificado inmediatamente por un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. También es posible que dicha infracción se tramite con posterioridad al hecho de cometerla a través de las autoridades competentes. Una de las novedades que incorpora este tipo de sistema de vigilancia es que, sea cual sea la infracción cometida, se acompañará de un fotograma correspondiente con la instantánea del conductor y la infracción. Lejos quedan ya las cámaras fijas de las que conocíamos la ubicación exacta y extremábamos las precauciones al pasar por ese lugar concreto. Ahora tenemos en nuestros cielos unos ojos vigilantes móviles. Eso sí, este tipo de drones no se encargan de multar por exceso de velocidad; este cometido pertenece a los 12 helicópteros Pegasus que tiene en su poder la Dirección General de Tráfico.

La DGT ha informado de que, por ahora, disponen de 11 drones en su flota. El Centro Español de Metrología (CEM) dispone de tres de esos drones certificados, que son los que empezarán a multar, mientras que los ocho que sobran seguirán empleándose para la gestión y regulación del tráfico como se vienen usando hasta ahora.

Por otro lado, está en proceso de licitación la compra de otros 20 drones. Una vez los obtengan, la DGT los añadirá a las labores de control y vigilancia del tráfico.

Así pues, esperamos que la información haya servido de utilidad; desde los talleres Le Mans os aconsejamos precaución concretamente en estas fechas en las que tantos conductores se echan a las carreteras, pero no sólo por miedo estos nuevos sistemas de vigilancia, sino porque hablamos de vidas humanas.

¡Buen viaje y disfruta el camino!

Compartir este contenido en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *