la-primavera-daña-pintura-del-coche

La primavera, la mayor enemiga de la pintura de tu coche

Talleres Lemans Cuidado vehículo 0 Comments

La pintura es uno de los componentes de la carrocería del vehículo que tenemos que tener vigilados todo el año. No obstante, es en primavera cuando comienzan las altas temperaturas y debemos aplicar cuidados adicionales si queremos proteger los pulimentos del calor.

¿Cuáles son los principales enemigos de la pintura de tu coche en primavera?

La respuesta a esta pregunta es simple, la suciedad y el calor. La incrustación de suciedad deteriora progresivamente la pintura del vehículo e incluso puede alterar el tono original. Dentro de suciedad, incluiríamos la partículas de polvo que se van acumulando en el ambiente, especialmente con el coche estacionado durante largos periodos de tiempo, así como la que pudiera incrustarse en los viajes en carretera, mosquitos y otros insectos.

El calor por su parte es uno de los principales enemigos de la pintura del coche y que más corrosión produce con el paso del tiempo.

Cómo evitar los daños a la pintura durante la primavera

Aunque no existe una fórmula 100% efectiva para evitar los daños de la pintura en la primavera, existen ciertas recomendaciones que debemos considerar para reducir el impacto de las altas temperaturas sobre la carrocería del vehículo.

No permitas que la suciedad se acumule en la pintura

La acumulación de suciedad tiene un impacto muy negativo sobre la pintura y algunos residuos como los mosquitos o heces de los pájaros tienen un efecto muy corrosivo que debemos eliminar inmediatamente en cuanto sean detectadas.

La frecuencia de lavado dependerá en todo caso del uso que se le dé al coche durante la primavera. No obstante, como mínimo, debería lavarse una vez por semana para retirar cualquier resto de suciedad.

Pulido pretemporada

Una buena recomendación para evitar los daños que se producen en la pintura del coche debido a las altas temperaturas es aplicar una capa de cera de pulido en pretemporada. De esta forma, se sellarán los poros haciendo que la pintura sea menos impermeable a la suciedad y previniendo por tanto el deterioro derivado de las condiciones climatológicas.

Protege tu coche del sol

Lo ideal para proteger la pintura del coche durante la primavera y el verano sería estacionar el vehículo en un garaje cuando no se está usando. No obstante, esto no siempre es posible y por ello debemos hacer uso de los elementos protectores, como parasoles, rejillas y vinilos.

Los vinilos protectores o pegatinas transparentes son los últimos accesorios para la protección de la pintura del vehículo que se han sumado al mercado automovilístico. Estas pegatinas son capaces de proteger la carrocería de arañazos, piedras que saltan en el camino, salpicaduras y todo tipo de incidentes menores durante la conducción.

Usar tejidos de microfibra

A la hora de eliminar una mancha si se utilizan telas para secar el vehículo tras el lavado o taparlo para protegerlo mientras no se está usando, lo más recomendable es utilizar tejido de microfibra que no arañen la superficie y por lo tanto no deterioren la pintura.

Usar productos especiales de lavado

Los productos que se usan en las estaciones de lavado ya están optimizados para este propósito. No obstante, esta misma recomendación debemos tenerla en cuenta en el ámbito doméstico, pues suele ser habitual lavar el coche en el jardín y otros espacios abiertos haciendo uso de productos que no han sido destinados a este fin, como por ejemplo, los limpiadores del hogar.

Aquí concluye nuestras recomendaciones para proteger la pintura en primavera y como atacar efectivamente a los principales enemigos que causan su deterioro. Esperamos que las pongáis en práctica y os hayan resultado útiles.

Compartir este contenido en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *