Consejos para evitar dormirte al volante

Talleres Lemans Seguridad 0 Comments

En verano solemos hacer viajes largos y en muchas ocasiones sentimos que los párpados nos pesan, que nos es muy difícil prestar atención a la carretera, mantener los ojos abiertos se vuelve una tarea cada vez más difícil y notas cómo tus músculos se empiezan a relajar. Es el momento de parar el coche y tomar un descanso.

No hemos de quitarle importancia a estos signos ya que muchos prefieren seguir y terminar el trayecto antes de descansar, pero no son conscientes del peligro que esto conlleva, ya que nuestro cuerpo nos está enviando señales claras de atención y el ponernos cabezones y seguir conduciendo puede tener consecuencias graves e incluso mortales.

Accidente Solitario es el nombre que se da a los casos en los que un solo vehículo se sale de la carretera yendo solo el conductor en su interior o también cuando va acompañado y estos duermen. Desgraciadamente estos accidentes son más comunes de lo que pensamos.  Algunos de los patrones que se extraen de este tipo de siniestros es que se produce con más frecuencia entre las 3 y las 5 de la madrugada. También suelen producirse entre las 14 y las 16 horas. Para más inri, este tipo de accidentes suele darse a velocidades que superan el límite de la vía y normalmente las consecuencias son muy graves.

 

¿Qué efectos tiene la somnolencia sobre el conductor?

  • La movilidad del conductor disminuye
  • Aumenta las distracciones
  • El tiempo de reacción aumenta
  • Podemos tener micro-sueños
  • Cambia la percepción que tenemos del entorno
  • La toma de decisiones mientras conducimos se reduce drásticamente

 

¿Por qué puede incrementarse la fatiga mientras conducimos?

Hay muchos factores que favorecen la aparición de fatiga al volante. Las circunstancias del conductor son importantes ya que la inexperiencia, el cambio de hábitos (como conducir de noche), el alcohol, la postura o el exceso de velocidad pueden ayudar a que aparezca antes.

También las circunstancias del tráfico influyen. Un tráfico denso o unas malas condiciones climatológicas son causas a tener en cuenta.

Por último las circunstancias dentro del habitáculo como la mala ventilación, llevar la calefacción muy alta, estar sentado de forma incómoda o un mal estado del vehículo pueden ser factores clave para que la fatiga se acumule y esto es muy peligroso.

 

Consejos para evitar el sueño y la fatiga conduciendo

  • Si viajas acompañado, mantén una conversación, si no, escucha música que te active.
  • Nunca conduzcas con una temperatura alta dentro del habitáculo.
  • Antes de coger el volante nada de alcohol o leche caliente. El café puede ser bueno pero ojo con el efecto rebote.
  • Sujeta bien el volante y ponte cómodo, pero no demasiado.
  • Descansa media hora cada 200 km de trayecto.
  • Intenta dentro de lo posible no hacer trayectos largos solo. Si no tienes a nadie con el que viajar, una opción buena puede ser blablacar.
  • No enfocar el aire directamente a los ojos, distribuir las salidas de aire acondicionado por todo el cuerpo.

En Talleres Lemans nos preocupamos por ti. Antes de hacer un viaje largo, tráenos tu coche y le haremos una revisión para que te preocupes solo de lo que te tienes que preocupar, de pasarlo genial y divertirte, y sobre todo ¡no dormirte al volante!

Compartir este contenido en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *