7 situaciones en las que tu motor puede sobrecalentarse

Talleres Lemans Seguridad, taller 0 Comments

La llegada del verano suele traer consigo un aumento de los desplazamientos en coche para disfrutar de destinos exóticos o naturales o simplemente para alejarte de la rutina diaria. Sin embargo, es en estas fechas cuando mayores posibilidades existen de que nuestro vehículo nos deje tirados si no le prestamos especial atención. Una de las razones de que tengamos que parar en medio del camino es que nuestro vehículo se sobrecaliente.

En el post de hoy os mostramos siete de las situaciones más corrientes que dan como resultado el sobrecalentamiento de nuestro coche:

  1. Escape del líquido refrigerante

Esta causa emerge como la primera y principal problema del sobrecalentamiento. Los puntos de fuga donde más se produce estos fallos son el radiador, las mangueras, la carcasa del termostato, la junta de la culata, la bomba de agua, el radiador del calefactor, los tapones de protección del anticongelante, la cabeza de cilindros, el enfriador de aceite de la transmisión automática y el monoblock.

  1. Avería en el termostato

Los fallos en el termostato tienen su origen en la posición de cerrado de este sistema; es en ese momento cuando el refrigerante permanece dentro del motor y provoca un súbito sobrecalentamiento.

  1. El refrigerante se concentra de manera incorrecta

A la hora de manipular el líquido refrigerante es muy importante seguir las instrucciones del fabricante, ya que una concentración incorrecta con agua destilada puede tener como resultado el temido sobrecalentamiento. Si no sabes muy bien cómo hacerlo, lo mejor es drenarlo todo y volver a llenarlo.

  1. Atasco en los conductos de refrigerante

Es muy importante que el líquido refrigerante se mueva por todo el sistema para poder mantenerlo frío; el óxido, sedimentos y la tierra puede terminar bloqueando el flujo del líquido: si esto sucede, el sistema no podrá autorregularse y, como consecuencia, se producirá un sobrecalentamiento.

  1. Radiador averiado

Al pasar por diferentes tubos, la temperatura del refrigerante se reduce en el radiador. Las fugas y la obstrucción son las principales causas de que se produzcan fallos en este componente. Lo que ocurre al generarse problemas en el radiador es que la temperatura aumenta y se produce el sobrecalentamiento del motor.

  1. Correa rota o suelta

La velocidad no podrá mantenerse adecuadamente en el caso de que la correa no se encuentre en las condiciones correctas. Lo que ocurrirá a continuación será que el nivel del líquido refrigerante descenderá y el motor sufrirá un sobrecalentamiento.

  1. Fallo en la bomba de agua

EL sistema de refrigeración tiene como pieza clave la bomba de agua, debido a que es la encargada de impulsar y presurizar el líquido refrigerante a través del sistema de enfriamiento. Un impulsor gastado o una fuga del refrigerante (que son las averías más frecuentes en las bombas de agua) puede dar como resultado el temido sobrecalentamiento del motor con sus desagradables consecuencias de pérdida de tiempo y la obligación de detenerse en mitad de la calzada.

Compartir este contenido en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *