Piezas desguace

6 piezas de coche que no debes comprar en un desguace

tallereslemans taller 0 Comments

En los desguaces se desmantelan aquellos vehículos que han sido abandonados o desechados por sus dueños, y las piezas que aún permanecen funcionales suelen venderse a precios asequibles y muy por debajo del precio de si fuera nuevo.

Dada la naturaleza de este lugar, los componentes que se comercian son de segunda o tercera mano, así que si lo que necesitas o estás buscando es una pieza o un repuesto de muy alta calidad, el último lugar adonde deberías ir sería a un desguace de vehículos.

Sin embargo, esta misma condición permite que sus costos sean muy bajos, de modo que tu bolsillo no se verá muy golpeado cuando necesites adquirir algunas piezas de coche.

Desguaces: ¿qué piezas no debes comprar nunca?

Aunque no lo creas estos sitios han cobrado auge en los últimos años, llegando a  tal punto que son la primera opción de aquellas personas que necesitan hacerle recambios a su coche pero no cuentan con un presupuesto elevado. Su popularidad es tal que algunos desguaces de furgonetas permiten que las propias personas desmonten las piezas que necesitan sin necesidad de recibir ayuda de un tercero o intermediario.

No obstante, si te entusiasma la idea, debes tener en cuenta que esta acción implica un riesgo ya que la mayoría de estos componentes que desmontas por tu cuenta no suelen ser revisadas o auditadas, y por ende, podrían presentar taras que sin duda te generarán otros gastos.

La mayoría de los componentes de los turismos se consiguen en un desguace, pero debes prestarle un cuidado especial a algunos de ellos si deseas evitar malas experiencias o el surgimiento de daños colaterales.

Para ayudarte a tener un panorama más claro aquí te dejamos 6 piezas que no debes comprar en un desguace:

Batería

No se recomienda comprar baterías en una central de desguace ya que comúnmente su vida útil está a punto de acabarse, aún cuando pudiese dar señales de carga que te indiquen que está operativa.

Debes estar atento porque en la mayoría de los casos esto no es más que una falsa alarma. Lo más recomendable es que revises su fecha de fabricación para que te cerciores del tiempo que lleva operando. No olvides que funcionan perfectamente durante al menos un año y luego comienzan a presentar fallos o descargas que indican que han de cambiarse.

Así que a menos de que a la batería le queden unos 6 u 8 meses de vida, lo más sabio que puedes hacer es no comprarla en un desguace. Recuerda que tampoco contarás con una garantía, tal como sucede al adquirir una batería nueva.

Discos de frenos

Es vital que estén en buen estado porque juegan un papel súper importante en el sistema de frenado del vehículo, es decir, son los responsables de que el conductor esté seguro. Están unidos al buje de la rueda y funcionan de la siguiente manera: cuando se pisa el freno la pinza de freno presiona las pastillas contra el disco y se genera la fricción necesaria para frenar el coche.

Los discos siempre deben sustituirse conjuntamente con las pastillas de freno para que el desgaste sea igualitario por todos lados, evitando así desequilibrios. Entonces, si los adquieres en un desguace es muy probable que generen vibraciones o ruidos, o peor aún que se partan.

Amortiguadores

El triángulo de seguridad del coche está comprendido por las llantas, el sistema de freno y los amortiguadores, los cuales son los encargados de brindarle estabilidad y soporte.

Estos son elementos de desgaste por excelencia y tienden a soportar más de mil presiones por cada kilómetro recorrido. Además, conjuntamente con los frenos y los neumáticos, los amortiguadores son los encargados de que el vehículo se mantenga estable, cómodo y adherido al asfalto en todo momento, garantizándote mayor soporte, cohesión y seguridad.

Los amortiguadores soportan el peso del coche y filtran/absorben las irregularidades que pudiese tener el pavimento. Tienden a durar bastante, pero llegados los 20.000 mil kilómetros deben comprobarse ya que comienzan a perder propiedades y dejan de ser eficaces.

Aunque se consiguen por montones en un desguace de vehículos, es muy complejo detectar su kilometraje, pero una forma de verificar su estado es verificando que no tenga fugas de aceite.

Piénsalo, comprarlos en un desguace podría ser una decisión equivocada, principalmente porque si no recibieron el mantenimiento necesario estarán en condiciones deplorables y, de llegar a romperse, ocasionaría problemas mayores en piezas vecinas o circundantes.

Ruedas

Las llantas usadas no son una mala inversión, pero no es muy apropiado que las adquieras en un desguace porque muchos factores pueden haberlos deteriorado. Por ejemplo, si el auto tenía los amortiguadores dañados es probable que las ruedas estén más desgastadas de lo normal.

Otro detalle que debes tomar en consideración, es que cada coche pisa los neumáticos de una forma diferente, así que su calzada es bastante particular. Aunque esto no supone un problema mayor, quizás sientas leves vibraciones que no te harán sentir tan cómodo cuando estés conduciendo.

Airbags

Las airbags son unos de los elementos de seguridad más importantes del coche, tanto así que pueden salvarte la vida situaciones riesgosas. En efecto, las airbags se encuentran en el volante, asientos o salpicadero y se despliegan en menos de 0.3 segundos cuando se produce un impacto muy brusco durante un choque o accidente. Pero lo realmente preocupante es que su vida útil es de apenas 10 años, esto significa que si las compras en un desguace corres el riesgo de que ya hayan caducado. Esto se traduce en que ni tu ni los demás pasajeros que te acompañen estarán protegidos, así que definitivamente esta compra no vale la pena de ninguna manera.

Retrovisores

Generalmente no hay mayor inconveniente al comprarlos en una central de desguaces pero casi siempre están rotos o no encajan, o sencillamente el motor y la resistencia se han deteriorado -sobre todo si son calefactables o eléctricos-.

Dado que estas piezas son fundamentales para la apropiada circulación vehicular debes asegurarte de que estén en el mejor estado posible y esto suele ser difícil de conseguir cuando las adquieres en los desguaces de automóviles.

Desguaces online: ¿una alternativa a los desguaces convencionales?

En esta era digital no es de extrañar que ya existan tiendas de recambios online que te permiten comprar una gran variedad de recambios para tu auto.

Estas tiendas se caracterizan por:

  1. Ofrecerte comodidad: puedes comprar desde tu casa, oficina o inclusive desde tu propio teléfono.
  2. Consigues precios más bajos.
  3. En la mayoría de los casos cuentan con un catálogo muy amplio y completo de piezas de todas las marcas de coche, tal como los que puedes hojear en una tienda de piezas de desguace.
  4. Entregas rápidas: algunas tiendas ofrecen servicios de envío las 24 horas del día.
  5. Múltiples métodos de pago.

Ya conoces cuáles son las piezas que es mejor no adquieras en un desguace, además las ventajas de los desguace online. Recuerda que en Talleres Lemans pueden ayudarte en este tema porque entienden que estas piezas son claves. Por ello están dispuestos a ofrecerte soluciones rápidas y eficientes sin que te cueste una suma de dinero extrema. En realidad sus precios son muy amigables, así que si te interesa no.

Acepto la política de privacidad

Acepto recibir información comercial

Compartir este contenido en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *